Analiza

Preguntas para la reflexión personal o conversación grupal:

  1. Lee Génesis 4:1-5, 17:15-21 y 25:21-26, tomando nota de los nombres de los hermanos para referencia futura. La Biblia fue escrita en una sociedad que otorgó privilegios y responsabilidades únicas al hijo primogénito de la familia. ¿Cómo desafía Dios esta norma cultural en estas historias de Génesis?
  2. Lee Génesis 4:5-9, 21:8-9, 27:41-42. ¿Cómo reaccionan los hermanos mayores de cada historia y generación ante el hecho de que Dios cambie su estatus?
  3. La amarga rivalidad de Jacob y Esaú abarcó generaciones y ahora sus hijos están en guerra. Fíjate en los nombres del linaje de Esaú al leer Génesis 28:6-9, 36:1-2 y 36:11-12. Ver también Éxodo 17:9-9 y Josué 24:11. Analiza cómo Esaú se asocia con los linajes de Caín e Ismael para atacar a los descendientes de Jacob (Israel).
  4. Vamos a mirar de cerca otra disputa familiar en Mateo 20:20-28. ¿Por qué los diez discípulos están enojados con los dos hermanos? ¿Qué dice Jesús a los que quieren los derechos y el poder que conlleva ser el "primero"?
  5. Jesús es el primogénito de un nuevo linaje caracterizado por la paz. Lean Hebreos 12 en voz alta como grupo. ¿Cómo nos invita Jesús a soportar situaciones difíciles? Mira de cerca el versículo 24. ¿Qué "dice" la sangre de Jesús que la de Abel no dice?
  6. Tómense un tiempo para hablar sobre otros temas, preguntas o conclusiones clave de lo que aprendieron juntos.

Obtener más información

Las normas culturales se revierten

A Jesús se le conoce como “el primogénito” en todo el Nuevo Testamento, pero ¿qué significa eso? Este título comunica autoridad en el mundo antiguo, ya que los hijos primogénitos recibían bendiciones y una herencia de sus padres. La mayoría de los conflictos en la Biblia provienen de peleas entre hermanos que luchan por quién se queda con el poder. Es una gran disputa de una familia disfuncional.

Pero Yahweh toma esta norma cultural y la revierte. Él bendice y unge repetidamente al segundo hijo, o al recién nacido, dejando claro que él es quien otorga autoridad. En los relatos del evangelio, los autores identifican a Jesús como el Hijo exaltado al que se le da un lugar de autoridad de primogénito sobre toda la creación. Esta es una declaración revolucionaria sobre la identidad de Jesús. Él mismo afirmó que el poder de Dios estaba llegando a la Tierra por medio de él, pero era un poder redefinido.

Un nuevo tipo de poder

En el Reino de Jesús, los últimos son los primeros, y el verdadero poder se encuentra amando a todas las personas, incluso a los enemigos. Los primeros seguidores de Jesús lo llamaron el primogénito de la creación, pues lo veían como el heredero supremo en la familia de Dios. Y, como sus seguidores, nosotros participamos en la gran herencia de Yahweh.

Elige un idioma de preferencia.